miércoles, 14 de septiembre de 2016

Rica comida catalana.

Hola a todos! ¿Cómo lleváis la semana? Hoy quiero compartir con vosotros una gran experiencia gastronómica. A la vuelta del viaje a Francia, que ya os he contado en post anteriores, entramos en España por la Seu d´Urgell, un pueblo catalán de la provincia de Lérida, en pleno pirineo catalán.

Era la hora de comer y tocaba hacer un alto en el camino. Al ser domingo, estaba casi todo cerrado y tirando de app de móvil, encontramos un restaurante llamado La Borda, a unos kilómetros del pueblo y de comida típica catalana. Allá que nos fuimos y con tan buena suerte que había una mesa de milagro, porque estaba hasta arriba.



Cuando nos sentamos, entendimos porque estaba hasta los topes. Una carta llena de platos típicos catalanes y a muy buen precio. Según los comentarios que vimos en internet recomendaban los caracoles a la llauna, así que no podíamos dejar de probarlos. De la parrilla no hacían más que salir fuentes de caracoles y platos a la brasa.



Nos decantamos por los caracoles, acompañados de una salsa roja y de alioli,  butifarra a la brasa y un plato de embutidos de la zona, todo ello acompañado de pan de payés con tomate. Para la peque, como le encanta la sopa, una sopa de caracolas. Deciros que estaba todo espectacular.






Para terminar, no podíamos dejar de probar la típica crema catalana, quemada por encima y que estaba tan buena, que no quedó ni la muestra en el plato.



Espero que os haya gustado. Siempre nos gusta probar las especialidades de los sitios que visitamos y esta vez, os puedo asegurar que ha sido una muy buena elección. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario