miércoles, 14 de septiembre de 2016

Rica comida catalana.

Hola a todos! ¿Cómo lleváis la semana? Hoy quiero compartir con vosotros una gran experiencia gastronómica. A la vuelta del viaje a Francia, que ya os he contado en post anteriores, entramos en España por la Seu d´Urgell, un pueblo catalán de la provincia de Lérida, en pleno pirineo catalán.

Era la hora de comer y tocaba hacer un alto en el camino. Al ser domingo, estaba casi todo cerrado y tirando de app de móvil, encontramos un restaurante llamado La Borda, a unos kilómetros del pueblo y de comida típica catalana. Allá que nos fuimos y con tan buena suerte que había una mesa de milagro, porque estaba hasta arriba.



Cuando nos sentamos, entendimos porque estaba hasta los topes. Una carta llena de platos típicos catalanes y a muy buen precio. Según los comentarios que vimos en internet recomendaban los caracoles a la llauna, así que no podíamos dejar de probarlos. De la parrilla no hacían más que salir fuentes de caracoles y platos a la brasa.



Nos decantamos por los caracoles, acompañados de una salsa roja y de alioli,  butifarra a la brasa y un plato de embutidos de la zona, todo ello acompañado de pan de payés con tomate. Para la peque, como le encanta la sopa, una sopa de caracolas. Deciros que estaba todo espectacular.






Para terminar, no podíamos dejar de probar la típica crema catalana, quemada por encima y que estaba tan buena, que no quedó ni la muestra en el plato.



Espero que os haya gustado. Siempre nos gusta probar las especialidades de los sitios que visitamos y esta vez, os puedo asegurar que ha sido una muy buena elección. 

sábado, 10 de septiembre de 2016

Hotel Tapa Tour.

Hola a todos!! Hoy os traigo un plan para los próximos días, que además de ser un buen plan de ocio para salir a tapear por Madrid, es un plan solidario. Os cuento.

Madrid celebra del 15 al 25 de septiembre la primera edición de Hotel Tapa Tour, una ruta - concurso de tapas de autor que reivindica los hoteles como espacios gastronómicos. 24 establecimientos hoteleros de 4 y 5 estrellas participan en esta iniciativa que en Barcelona tuvo gran éxito de participación la pasada primavera.



Todo el que quiera participar, puede disfrutar de una variada selección de tapas dulces, saladas, de la tierra y del mar. Cada hotel ofrece al público dos propuestas diferentes, una tapa a concurso y otra solidaria, patrocinadas por Bodegas Codorníu Raventós y Campari, respectivamente. En el caso de las tapas solidarias, los beneficios obtenidos serán destinados a una causa social o ambiental escogida por los propios establecimientos.



El precio de las tapas oscila entre los 4 y los 8 euros, con la bebida incluida; vino o cava en el caso de las tapas a concurso y un cóctel en el de las tapas solidarias.

Entre los hoteles que participan en esta primera edición de Hotel Tapa Tour en Madrid se encuentran AC Palacio del Retiro, Santo Mauro, Barceló Emperatriz, Hotel Orfila, Hotel Wellington, Hotel Hesperia Madrid, Hotel Villa Real, NH Collection Eurobuilding, Dear Hotel o ME Madrid, entre  otros.

                                                                                         


La organización de Hotel Tapa Tour ha diseñado hasta ocho rutas, para facilitar la participación en esta iniciativa: Santo Domingo, Cuzco, Gregorio Marañón, Retiro, Atocha, Alonso Martínez, Gran Vía y Campo de las Naciones. Cada una de ellas parte de una estación de Metro y engloba entre tres y cuatro hoteles. Pueden recorrerse en máximo 25 minutos a pie, sin contar el tiempo que se tarde en disfrutar de cada tapa.

Toda la información necesaria para poder seguir la ruta está disponible en http://madrid.hoteltapatour.com/. Además, el mapa impreso de Hotel Tapa Tour, con información detallada sobre hoteles, horarios, tapas, precios y rutas, se podrá encontrar en cada uno de los hoteles participantes y en los 10 centros de información turística de Madrid.

Ya sabéis, plan a partir de la semana que viene para tapear por Madrid. Buen fin de semana para todos. 

lunes, 5 de septiembre de 2016

De ruta por el sur de Francia (2ª parte).

Hola a todos!! Algunos de vosotros con los que he podido hablar me habéis contado que habíais leído el post que escribí el otro día para contaros nuestro viaje por el sur de Francia y que os había encantado. Muchas gracias!! Aquí estoy para contaros el resto del viaje. 

Me había quedado en la última noche en Toulousse. A la mañana siguiente nuestra idea era coger el coche y llegar hasta las costa mediterránea, a una hora y media más o menos de viaje por la autopista. Tras ese tiempo llegamos a la ciudad de Narbonne, que tiene a unos 16 km otra parte de la ciudad llamada Narbonne Plage, y que como su nombre dice es la playa de Narbona. Típico sitio de veraneo como puede ser cualquier sitio del levante español, con una playa larguísima de arena fina. Estuvimos un ratito en la playa, nos dimos un baño y siguiente parada.




Narbonne está en la región de Languedoc Rousillon y es una ciudad fundada en tiempos de los romanos. Tiene un casco antiguo muy bonito y está cruzada por el canal de la Rabine, en el que hay barcos en los que vive gente.  La ciudad está presidida por su catedral de estilo gótico. Estuvimos dando un paseo y comiendo antes de seguir ruta hasta nuestro destino final del día que era Carcassonne.







Todo el mundo me había hablado maravillas de esta ciudad, Carcassonne, y era uno de los sitios a conocer en este viaje. La Citè, es como de cuento, con gran historia entre sus muros y está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Tras dejar todo en el hotel y hacernos con un mapa, dimos un paseo por el resto de la ciudad antes de subir hasta la ciudadela. Está bañada por el canal du Midi (una red de canales navegables que cruza Francia desde el Atlántico hasta el Mediterráneo) y la mayor parte de la población vive en esta parte de la ciudad.



Llegamos a la ciudad amurallada y decidimos coger el típico tren turístico que te da una vuelta y que te explica la historia del lugar. El recorrido era por fuera de la muralla y tras acabarlo, entramos a pie a la ciudad por la Puerta Narbonaisse para recorrerla por dentro. A la entrada de la ciudad se encuentra una de las imágenes conocidas del lugar, la del busto de la princesa sarracena Carcas, que da nombre a la ciudad. Dentro de las murallas está el castillo condal, que no pudimos visitar porque ya estaba cerrado y la basílica de Saint Nazaire, además de un montón de tiendas de todo tipos de productos y numerosos restaurantes.








El plato típico de esta zona es el cassoulet, pero he de deciros que me he quedado con ganas de probarlo, pero la verdad es que para cenar me pareció un poco excesivo. Es algo similar a una fabada con carne de pato y de cerdo. Otra vez será!



Se hizo de noche y pudimos contemplar la Citè iluminada. Merece la pena verla así de noche, es preciosa.




Al día siguiente tocaba ponerse en ruta de nuevo y visitar algún sitio más por la mañana, antes de abandonar Francia rumbo a Andorra, nuestro siguiente destino. La primera parada fue el pueblo medieval de Mirepoix, el cual conserva una puerta de acceso a la ciudad y una plaza porticada con casas entramadas muy bien conservadas. Junto a la plaza, la catedral de Saint Maurice.




La siguiente parada Foix, que aunque no pudimos visitar durante mucho tiempo porque llovía a mares, si pudimos ver el bonito castillo que preside la villa condal. Una pena, porque es una ciudad con mucha historia y me hubiese encantado poder visitarla más a fondo.



Como os he dicho, antes de volver a España, hacíamos noche en Andorra. Sólo había estado una vez de pequeña y seguía siendo como recordaba, todo lleno de tiendas y unos paisajes increíbles. Pasamos la tarde en Caldea, pero estaba tan lleno de gente, que era un poco agobiante. La peque pudo disfrutar de Likids, el spa para niños y se lo pasó en grande.




Pues este ha sido nuestro viaje por el sur de Francia, una ruta durante seis días, en el que hemos podido disfrutar de las maravillas del pais vecino. Espero que os haya gustado. Un beso para todos y buena semana.

viernes, 2 de septiembre de 2016

De ruta por el sur de Francia (1ª parte)

Hola a todos!! Ya estoy reincorporada a la rutina, el miércoles he vuelto al trabajo, los madrugones, las prisas, etc., pero he vuelto con las pilas bien cargadas para empezar de nuevo con ganas. Me quedaba pendiente contaros el viaje que hemos hecho por el sur de Francia, una ruta que habíamos planeado para hacer durante 5 días recorriendo en coche varias zonas del país vecino. Os lo contaré por partes, porque tengo un montón de cosas de las que hablaros.

Me encanta Francia, he ido en varias ocasiones y es uno de mis países favoritos para recorrer en coche e ir descubriendo pueblos, ciudades, paisajes y conocer las distintas regiones que lo forman. Esta vez nos decidimos por el sur, recorriendo parte de las regiones de Aquitania, Midi Pyrènèes y Languedoc Rousillon.

Como íbamos con la peque, nos daba un poquillo de miedo que no aguantase un viaje tan largo, pero he de deciros que se ha portado fenomenal y ha aguantado como una campeona. Nuestro punto de partida era Ponferrada y el primer día viajamos hasta Jaca, para no hacer demasiado recorrido. Nunca había estado en esta zona del Pirineo y es muy bonito. Jaca es un pueblo precioso, con un casco antiguo lleno de bares donde comer o tomar vinos y con mucho ambiente. En la Ciudadela de la ciudad había un montón de ciervos en el foso que hicieron las delicias de la enana.




Desde allí nos acercamos a conocer la estación de Canfranc, un lugar que tenía muchas ganas de conocer desde que leí la novela Regreso a Canfranc. Merece la pena la visita, tanto por el edificio en si como por el paisaje que lo rodea.



Al día siguiente nuestro lugar de destino era Toulousse, pero haciendo paradas en Pau y en la ciudad de Lourdes. Entramos en Francia por el túnel de Somport y hasta Pau fuimos recorriendo diferentes valles pirenaicos, con unos paisajes alucinantes.



Pau es una ciudad tranquila con un bonito casco antiguo presidido por la catedral y el castillo de Henri IV. Un buen lugar para dar un paseo y comer. Nos decidimos por una creperiè, junto al castillo, dónde comimos en la terraza. Las crepes son siempre una buena opción para los peques.





La siguiente parada fue Lourdes, dónde pasamos las tarde y dónde te quedas impresionado de la cantidad de gente de todos los rincones del mundo que te puedes encontrar en los alrededores de la gruta y de la basílica de Lourdes.






Tras pasar la tarde, nos dirigimos hacia Toulousse para pasar la primera noche allí. Nos alojamos en un Novotel, el Compans Cafarelli, que sin estar en el centro está muy bien comunicado por metro y autobús, ya que a dos paradas de metro teníamos los principales atractivos de esta ciudad. La primera visita fue para subir a la noria instalada en la playa junto al río Garona, que con una altura de 45 metros, era el mejor lugar para ver una panorámica.





Tras dar un paseo por el centro y ver la catedral, cena y a dormir, ya que al día siguiente nos esperaba excursión a Albi y alrededores. La primera parada Cordes sur Ciel, un pueblecito de cuento en una colina. Al centro del pueblo sólo puedes seguir andando (casi escalando por las empinadas calles) y tardas unos 20 minutos. Merece la pena. Todo de piedra y varias murallas que van marcando el crecimiento de la ciudad a lo largo de los siglos.






Tras visitar Cordes, parada en el pueblecito de Monesties, y antes de comer llegamos a Albi. La ciudad bañada por el río Aude, es arte por todos sus rincones. En ella nació Toulousse Lautrec y hay un museo dedicado al pintor. Tiene una catedral impresionante toda de ladrillo dedicada a Santa Cecilia, y en la oficina de turismo nos explicaron que podíamos hacer varios recorridos, uno por la ciudad medieval, otro para ver los palacios renacentistas y otro para ver las vistas de la ciudad. Os dejo fotos para que la veaís. A mi me encantó.






De regreso a Toulousse, tras darnos una ducha, teníamos que acabar de ver el centro de la ciudad. Nos quedaba lo mejor, la zona del Capitol, una inmensa plaza llena de terrazas presidida por el teatro del mismo nombre.




Pues todo esto ha sido la primera parte de nuestro viaje, espero que os haya gustado. La siguiente etapa ha sido también muy bien aprovechada, pero os lo contaré en el siguiente post. Buen fin de semana para todos!!