martes, 2 de mayo de 2017

Un paseo por El Escorial

Hola a todos, he estado desaparecida durante muchos días, lo sé. He estado un poco desbordada por un montón de cosas que no vienen mucho al caso, y os tengo un poco abandonados. Para desconectar de todo, el otro día nos fuimos  a pasar el día a  San Lorenzo de El Escorial, un sitio que conozco muy bien y que es estupendo para comer bien y disfrutar de la naturaleza aprovechando el buen tiempo.





Como os he dicho lo conozco muy bien,  he pasado muchos veranos de mi infancia allí ya que es el pueblo de mi madre. Hay un montón de sitios para pasear por el monte Abantos o por el bosque de la Herrería, además de su gran riqueza monumental y de lo bonito que es el pueblo. 

Cuando llegamos, estaba todavía un poco nublado, aunque luego se quedó un día estupendo y pudimos disfrutar de un agradable sol primaveral. Esta vez no entramos al monasterio, pero si no lo conocéis es digno de ver por dentro. Una de las cosas que me encanta es sentarme en la lonja que rodea el monasterio, a tomar el sol, si hace bueno. Además los peques lo pasan en grande correteando por ahí.





Si os gusta pasear disfrutando de la naturaleza, es una delicia subir a Abantos y darse un paseo por algunas de las sendas que lo surcan, respirar aire puro en el bosque de pinos y disfrutar de unas espectaculares vistas. Estuvimos caminando un rato por la Senda La Horizontal, que va por la falda del monte y que es un camino sencillo para ir con niños.





Y en cuanto a disfrutar de la buena mesa, hay muchos sitios dónde comer muy bien. Además con el buen tiempo, es un placer sentarse  en alguna de las numerosas terrazas que hay por el centro del pueblo. Esta vez estuvimos en El Charolés, un lugar de toda la vida y famoso por su cocido y sus carnes. Comimos de lujo, disfrutando de unas inmejorables vistas desde su terraza.

Aperitivo de crema de queso.

Un rico caldo de cocido como aperitivo.

Alcachofas confitadas.

Villagodio de buey

Patatas saboyardas acompañando la carne.


También estuvimos en la Silla de Felipe II, un lugar desde el que hay unas vistas increíbles del monasterio y sus alrededores. Os dejo fotos para que veais el impresionante paisaje.





Y como no, la visita obligada cada vez que voy. Puedo aseguraros que en la Heladería los Valencianos, probareis el mejor granizado de limón que yo he probado nunca, además de una gran variedad de helados, una rica horchata o leche merengada.


Espero que os haya gustado el post de hoy y os sirva la recomendación para salir de Madrid y hacer una excursión. Es un sitio muy recomendable para pasar el día. Feliz semana a todos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario