martes, 9 de junio de 2015

Miniescapada a Segovia.

Hola a todos!! ¿Qué tal lo lleváis? Os he tenido un poco abandonados durante estos días, pero entre lo liada que he estado y estos calores que tan mal llevo, pues ha sido complicado pasar por aquí a contaros cosas. Pero bueno, aquí estoy de nuevo y hoy os voy a hablar de la miniescapada que hicimos la semana pasada, aprovechando que el jueves era fiesta aquí en Madrid. 

Como os he dicho, estos días han sido insoportables de calor y necesitaba un poco de desconexión. El mismo miércoles por la mañana nos levantamos y dijimos, nos vamos dónde sea! Teníamos que buscar un sitio cerquita, y en Booking.com encontramos una buena oferta de hotel en Segovia, así que cogimos los bártulos y después de trabajar, allí que nos fuimos. Segovia y sus alrededores me encantan, siempre es un buen lugar para visitar!


El hotel escogido, el Exe Casa de los Linajes. Os lo recomiendo 100%, por su situación, porque ha sido remodelado recientemente y está nuevo y además es muy bonito. Como íbamos con la peque, pedimos una habitación para tres, que además de grande tenía unas buenas vistas. Os dejo fotos del hotel.






El miércoles por la tarde noche nos fuimos a dar un paseo hasta el Alcázar, ya estaba cerrado y hubo un momento en el que estábamos completamente solos, una pasada, ya que siempre que había estado en este sitio, está lleno de turistas. Después de cañas por los múltiples bares que pueblan el centro histórico de Segovia. Os recomiendo El Sitio y José María. Me chiflan los torreznos, muy típicos de la zona. Y luego a tomar algo en alguna terraza de la Plaza Mayor, junto a la catedral.







El jueves nos levantamos y decidimos subir a otro lugar que me encanta y del que ya os he hablado en otro post, La Granja, cerquita de Segovia y rodeado por el espectacular bosque de los Montes de Valsaín. El lugar es espectacular, huele que da gusto respirar. Nos dimos un paseíto muy agradable por el sendero, no muy largo porque la peque se cansa, pero muy agradable.





Teníamos reservado para comer en Segovia, en José María, un sitio donde comer buen cochinillo, lo típico por estos lares. De entrante pedimos huevo frito con cremoso de patata trufada y jamón ibérico, que estaba buenísimo (la foto la hicimos un poco tarde) y después cochinillo. De postre el típico ponche segoviano. Todo ello regado con Pago de Carrovejas, el vino del restaurante, que me encanta. Os dejo fotos.





Antes de volver a casa, nos dimos un paseíto por el centro,  para enseñarle a la peque el Acueducto.





Un día muy bien aprovechado y vuelta a casa, me vino fenomenal la desconexión!! Espero que os haya gustado. Buena semana para todos!!

2 comentarios:

  1. que fotos tan bonitas y me gusta como has escrito la entrada, has transmitido que yo tambien hubiera estado alli

    ResponderEliminar
  2. me alegro de que te haya gustado. Muchas gracias!!

    ResponderEliminar