domingo, 3 de mayo de 2015

El Ermitaño

Hola a todos! ¿Cómo ha ido el puente? Esta vez tocaba quedarse en Madrid y descansar un poco, aunque sí que hemos hecho alguna excursión de la que ya os hablaré. Hoy os quiero contar nuestra visita a El Ermitaño, en Benavente, un restaurante que teníamos muchas ganas de conocer y que no me ha defraudado. Ahí va.


Situado junto a la A6, es el típico sitio por el que pasas mil veces por delante pero que como siempre viajas con prisas por llegar nunca paras. Me habían hablado muy bien de este restaurante, además de ser uno de los mejores de toda Castilla y León. Pero esta vez habia surgido la oportunidad y hemos aprovechado. Aunque me preocupaba un poco que iba a comer la peque en un restaurante como este, mis temores quedaron resueltos al echar un vistazo a su web y comprobar que había  un estupendo menú infantil, así que todo resuelto para disfrutar la experiencia.

El restaurante esta en un gran caserón antiguo restaurado y una de las cosas que me ha gustado es que en vez de ser un gran comedor, son varias comedores más pequeños con cuatro cinco mesas y es mucho más acogedor.  La atención es muy buena y el servicio perfecto.




Cuando ves la carta no sabes que pedir ya que pedirias todo. Aunque tienen menús degustación, nos pareció un poco demasiado teniendo que volver a Madrid después y nos decidimos por un entrante y un plato cada uno. La carta de vinos es espectacular, con más de cien referencias.



Nos pusieron un aperitivo que estaba buenísimo, de crema de queso y calabaza, imitando un huevo frito. De entrante elegimos foie fresco con vino de toro y pasas, delicioso! Y de platos, bacalao con manitas de lechazo y crujiente de panceta y lomo de vacuno añejo. Para la peque, pasta fresca con panceta y chorizo. Y de postre, un espectacular plato de chocolate y menta. Os dejo fotos de todo.






El café te lo puedes tomar en la buhardilla, una acogedora sala en la última planta con mesas y sofás, con juegos, mesa de billar y hasta un piano donde disfrutar de la sobremesa. Una maravilla de lugar.




En resumen, uno de los mejores sitios que he conocido últimamente y que más me ha gustado. Cien por cien recomendable. Merece la pena hacer un alto en el camino o hacer una escapada a la zona para disfrutar de este magnífico restaurante. Espero que os haya gustado. Buena semana para todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario