jueves, 27 de septiembre de 2018

Semana Alimentos del Paraíso

Hola a todos! Os traigo un plan gastronómico para los próximos días en la capital, que a los que os guste Asturias tanto como a mi, os va a encantar. Desde el 28 de Septiembre hasta el 7 de Octubre tendrá lugar en Madrid la Semana Alimentos del Paraíso.  El objetivo es promocionar la gastronomía de Asturias, dando a conocer a los madrileños, los productos propios de la marca Alimentos del Paraíso, fomentando el consumo de los productos con calidad.




Durante diez días, 24 restaurantes asturianos de Madrid, ofrecerán   el menú gastronómico denominado “Menú de la Reconquista” compuesto por un entrante, plato principal y postre. La característica principal de esta jornada gastronómica es su marcado carácter asturiano, al tener que integrar un producto propio de la marca “Alimentos del Paraíso” en cada uno de los platos del menú, haciendo que el homenaje a Asturias esté presente en cada plato, siempre armonizado con Sidra de Asturias DOP o Vino de Cangas DOP. 





En cada Menú ofrecido por cada uno de los restaurantes participantes se detalla el producto en cada plato, que forma parte de la marca “Alimentos del Paraíso”. Algunos de los platos que los madrileños podrán degustar en esta semana son: Lomo de Merluza de Pincho de Cudillero a la Sidra de Asturias DOP. Escalopines de ternera al queso de Cabrales DOP. Tabla de quesos asturianos DOP Cabrales, Casín y Afuega´l Pitu rojo y blanco. Chosco de Tineo IGP.  Frixuelos rellenos de manzana a la Sidra de Asturias DOP. Cachopo de Ternera Asturiana IGP con Chosco de Tineo IGP y queso de cabra. Sorbete de Manzana batido con Sidra de Asturias DOP.

Esta acción se vincula además a las celebraciones del Triple Centenario que celebra Asturias en 2018 en el entorno de Covadonga: XIII Centenario del Origen del Reino de Asturias; el centenario de la Coronoción de la Virgen de Covadonga y el primer Centenarios de la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga.

Además, "El Menú de la Reconquista" en Asturias, te invita a disfruta de una experiencia inolvidable para dos personas consistente en una noche en un alojamiento de Casonas Asturianas o Aldeas de Asturias y una degustación del Menú de la Reconquista en cualquiera de los establecimientos con marca de calidad del Principado de Asturias: Sidrerías de Asturias o Mesas de Asturias, desde 55 euros por persona.

Puedes consultar los establecimientos participantes en www.escapadasasturias.com y www.otea.es  Disfrutad de un buen fin de semana, aprovechando el buen tiempo que todavía tenemos. 

lunes, 24 de septiembre de 2018

¡A la rica Ensaladilla!

Hola a todos! Qué calores estamos padeciendo todavía, no parece que desde ayer sea otoño. Si hacemos caso al termómetro, podemos seguir disfrutando de la rica gastronomía estival. 20 locales de TriBall, en el centro de Madrid, nos ofrecen en los próximos días, del 26 al 29 de Septiembre,  el  poder disfrutar de uno de los platos veraniegos por excelencia, la Ensaladilla, ya sea rusa, de Aranjuez o del bar de la esquina.




Hay tantas recetas de ensaladilla como hogares en España, aunque en casi ninguna suele faltar la patata, el atún o la mayonesa. Los paladares en busca de nuevas experiencias estarán encantados con las ensaladilla de alga Nori, tomates confitados y sardina ahumada en La Jauría o la de falso canelón de papaya verde, con rúcula, ceviche de gambas a la diabla y su vinagreta, en Mezcalito o la ensaladilla Dashi de 7 Craft Bar en 7 Islas Hotel o una ensaladilla de gambones con albahaca, tomate seco y algas en Desengaño 13. Los más tradicionales preferirán una ensaladilla de las de toda la vida, como la de la Realidad, con patatas, guisantes, atún, huevo y zanahoria: la de Casa Perico y su ensaladilla Moscú, o las de Villaverín, el bar La Prensa o el Lugar de Martina.

Mezcalito

La Jauría


A medio camino entre la tradición y la modernidad, hay recetas que sustituyen el atún por gambas, como la que ofrece la Taberna Agrado (con gamba roja), El Circo de las Tapas (que lleva los dos ingredientes) o la de la Cervecería Valverde (con langostinos). Otras opciones son para veganos en Amalavida, con remolacha y surimi en Malpica, con mayonesa de wasabi y pimientos de piquillo en La Nueva Troje y una divertida ensaladilla rosa en La Pescadería. Pero hay más, pásate por el Cutxi a por su ensaladilla de asadillo o por Antorcha Café a probar la de mayonesa de remolacha.


Desengaño 13

El Circo de las Tapas

Malpica


Y si no sabes cocinar o quieres aprender nuevas recetas o sorprender, en Cooking Kitchen Company (Corredera de San Pablo, 4) recibirás unas prácticas clases de cocina, degustación de ensaladillas modernas y descuentos en los utensilios que su utilizan para elaborarla. Un buen plan para este finde, ¿verdad? Buena semana para todos y animaros a visitar TriBall y degustar ricas ensaladillas. Fuente: So Happy Together.

martes, 18 de septiembre de 2018

Cena de picoteo en Yakitoro by Chicote.

Hola de nuevo! ¿Cómo lleváis la vuelta a la rutina? Hoy os quiero contar nuestra visita a Yakitoro by Chicote, en pleno barrio de Chueca. Nos lo habían recomendado amigos y aprovechando una salida para ir al teatro, fuimos a picotear algo allí, ya que está cerquita del Círculo de Bellas Artes. Hay otro local también en Castellana, pero en esta ocasión nos decidimos por el de la calle Reina. Llamamos para reservar, pero no había mesa, pero nos comentaron que siempre dejaban mesas por si ibas sin reserva. No nos tocó esperar demasiado, y en unos diez minutos estábamos sentados.






Yakitoro, está inspirado en una tradicional taberna japonesa y  tiene zona de barra y mesas en el exterior, donde puedes tomar algo mientras esperas. El comedor es bastante amplio, con mesas de madera con huecos con hielo para enfriar la bebida. En el centro del comedor se encuentra la zona de las parrillas y desde éste  también se ve la cocina acristalada.



En la carta, muchos de los platos traen dos raciones, por lo que es ideal para compartir y probar un poquito de todo. Está basada en tapas y brochetas, todas con un toque de fusión de comida mediterranea y japonesa. 

¿Qué pedimos? Pues la verdad es que tiene todo una pinta tan apetecible  que no sabes que pedir. Os voy a ir explicando todo lo que pedimos. Todo ello regado con una cerveza Yakitoro, cerveza de cebada artesana de la casa.



En primer lugar Patatas Asadas con Salsa Brava, un plato simple, presentado en dos ricas brochetas.



Esto es un Yakibokata de Oreja Crujiente de Cerdo con Sisho Fresco, para mi, que me rechiflan los bao, una pasada, buenísimo.



No podíamos dejar de pedir atún, por lo que también pedimos Atún Rojo y Pack Choy lacado sobre pan y salmorejo. Este sólo traía una unidad, por lo que pedimos dos. Una combinación perfecta con un salmorejo muy rico.



También pedimos unas brochetas de Secreto de Cerdo Ibérico a la Brasa con vinagreta de mostaza dulce. Para chuparse los dedos!



Para terminar pedimos un Sashimi caliente de Medregal a la parrilla en hoja de roble, algo que no teníamos mucha idea de que era, pero que estaba muy bueno.



Con el postre no podíamos, así que otra vez será. Un buen sitio para picotear en el centro y que había que conocer. Creo que os gustará!

domingo, 9 de septiembre de 2018

Comida en El Trasgu

Hola a todos! Tenía pendiente contaros nuestra visita a El Trasgu, un restaurante que tenía muchas ganas de conocer y que tuve ocasión de hacerlo este verano. Había visto un reportaje este invierno en televisión y desde entonces he querido visitar este lugar.



Aprovechando un día de calor en Madrid, un sábado por la mañana salimos de la capital y estuvimos en Torrelodones. Tras un paseo por el centro del pueblo y tomarnos una caña en una terraza, nos dirigimos al restaurante.

El restaurante está ubicado en una casona antigua de granito, de las típicas de la sierra con una gran terraza de suelo de madera con unas vistas impresionantes de la ciudad de Madrid y de los alrededores. 




Restaurante asturiano con un toque moderno, su carta se destaca por su gran variedad, su producto de calidad y sus platos bien elaborados. Además tienen bastantes platos fuera de carta y también platos de cuchara. Apetece pedirse todo!

Según nos sentamos nos sirvieron un aperitivo, unas aceitunas y unos vasitos de sopa de melón con jamón, para ir comenzando.




Nosotros solemos pedir todo para compartir y esta vez hicimos lo mismo. Nos gustó mucho que trajesen los platos compartidos ya emplatados. El primer entrante fue un erizo gratinado para cada uno, con mucho sabor y coronado con unas huevas de trucha. 




Para continuar unas ricas zamburiñas a la sartén, con un buen tamaño y tan ricas o más que las que te puedes comer en cualquier lugar de la costa cantábrica.




Y como platos principales, uno de carne y otro de pescado, ya que nos apetecía probar varias cosas. De pescado nos decantamos por el rape, Pixín a la bilbaína, con sus patatas a lo pobre y su refrito por encima. Un plato de diez, buenísimo!




Y con la carne, no podíamos dejar de probar unos Callos de Kobe a la madrileña, realmente exquisitos. Como veis los platos son muy abundantes, acabamos que no podíamos más!



No quedaba sitio para el postre, pero en la carta había un montón de cafés de Nespresso con un pintón impresionante, así que nos pedimos unos que venían acompañados de unas ricas tejas.




Una buena experiencia en uno de los sitios de moda en la sierra. No es barato, pero se come muy bien y algún capricho de vez en cuando, no está mal. Merece la pena. Espero que os haya gustado!

martes, 4 de septiembre de 2018

Viaje a Austria y Baviera (2ª parte).

Hola a todos! Aquí estoy de nuevo, para acabar de contaros nuestro viaje por Austria y la región de Baviera. Lo último que os había contado era nuestra estancia en Salzburgo, que como ya os he contado, me pareció una ciudad preciosa, y superacogedora. Nuestra siguiente parada era Viena, una de las ciudades que más ganas tenía de conocer y que por fin pude cumplir.

Viena está lejos de Salzburgo, a unos 300 kilómetros y para hacerlo un poco más llevadero decidimos buscar un punto entre ambas ciudades, para pasar la mañana y conocer más lugares. Estuvimos en Gmunden, una ciudad del estado de Alta Austria a orillas del Traunsee donde suelen pasar sus vacaciones los austriacos. Su principal actractivo, además de los maravillosos paisajes del lago rodeado por montañas, es el Schloss Ort, un bonito castillo construido en un islote sobre el lago. Allí pasamos un ratito admirando el paisaje antes de volver al pueblo para visitarlo.





Después de comer, continuamos viaje hasta Viena, donde llegamos a nuestro hotel a media tarde. Nos alojamos en el Arthotel Ana Prime, un hotel bastante céntrico muy cerquita del Naschmarkt. Tras descansar un poquito nos fuimos caminando hacia el centro. Nuestra primera parada fue precisamente el Naschmarkt, el mercado callejero más conocido de Viena, lleno de coloridos puestos de comida, de especias, etc.



Tras un corto paseo llegamos a la Ópera, uno de los lugares que más ganas tenía de ver. El edificio es impresionante y aunque estaba cerrado, pudimos admirar el edificio desde fuera y asomarnos un poquillo por una de las puertas para ver el interior.



Junto al edificio de la Ópera, se encuentra el  Hotel Sacher, y como no, hicimos la pertinente cola para poder disfrutar de la famosa Tarta Sacher. Una verdadera exquisitez. Toda una experiencia culinaria y que no podíamos dejar de probar.




Nuestra idea era poder ir por la noche al Prater, el parque de atracciones más antiguo del mundo, un plan muy recomendable si visitáis la ciudad con niños, así que estuvimos dando un paseo por el centro antes de coger un tranvía que nos llevara hasta allí. La entrada al Prater es gratis, sólo pagas por las atracciones en las que subes. Allí está la noria de 60 metros, uno de los símbolos de la ciudad. Además hay un montón de restaurantes y locales dónde poder comer. 



Al día siguiente, tocaban las visitas culturales. Como íbamos con la peque, teníamos que seleccionar un poco que ver, ya que ella se cansa, por lo que decidimos visitar el Palacio de Hofburg y los jardines del Palacio de Schönbrunn. Me gustaría haber visitado el Palacio de Belvedere, donde se encuentra el famoso cuadro El Beso, de Klimt, pero tendrá que ser en otra ocasión. Nuestra primera parada como os he dicho, el Palacio de Hofburg, el palacio de invierno de los emperadores Francisco José y Elisabeth, más conocida como Sissi. Un palacio impresionante en el que pudimos visitar los apartamentos imperiales, el Museo de Sissi y la platería de la Corte. Con la visita te dan una audioguía que te va explicando todo fenomenal.




Tras la visita, nos fuimos hasta la Rathaus Platz, dónde está ubicado el ayuntamiento de la ciudad y dónde había un escenario y un montón de foodtracks, ya que se estaba celebrando un festival de cine en el centro de la ciudad. 




Volvimos a coger el coche para dirigirnos a nuestro siguiente destino, el Palacios de Schönbrunn, el palacio de verano, dónde pudimos visitar sus fabulosos jardines, muy parecidos a los de Versalles, un lugar precioso presidido por el gran palacio de fachada amarilla. Una vista imprescindible.





Hacía mucho calor y en algún sitio leímos que en la isla del Danubio, existían playas dónde poder bañarte en el río, tomar algo, zonas infantiles etc, así que nos fuimos para allá. Encontramos un restaurante, en el que pagando 3 euros por persona, podías entrar a la playa. Allí estuvimos dándonos un chapuzón y comiendo, antes de volver al hotel.




Por la tarde noche, tocaba seguir conociendo el centro y estuvimos en la  Catedral de San Esteban, en el Barrio Judío, Ringstrasse dónde está el parlamento, Kärntner Strasse, una de las calles más comerciales de la ciudad, el reloj de Hoher Markt, etc. El centro es precioso y todo lleno de edificios impresionantes. Así terminábamos nuestra visita a Viena, ya que a la mañana siguiente salíamos hacia Munich, nuestra última parada antes de volver a casa.








De Viena a Munich hay un trayecto de 400 kilometros. En esta ocasión decidimos hacer la parada en la ciudad de Passau, ya en Alemania, en el estado de Baviera, la ciudad dónde se juntan los ríos Danubio, Eno e Ilz y considerada como una de las ciudades más bonitas de Europa. Dónde se juntan los tres ríos, se puede apreciar el cambio de color del agua, siendo el Danubio azul, el Eno verde y el Ilz negro. Es muy curioso y perfectamente visible. Muy recomendable visitar esta ciudad.







Tras un paseo por sus calles y la comida, tocaba continuar viaje hasta nuestro destino, Munich. Tras alojarnos en el hotel, a la vuelta de Karlsplatz, en pleno centro, nos fuimos a patear la ciudad. Todo el centro es peatonal, con lo cual la calle está llena de gente y además el centro es impresionante. Nuestra primera parada la Marienplatz, dónde se encuentra el ayuntamiento de la ciudad y los alrededores de la misma. Ya era tarde y no pudimos ver el famoso carrillón, cosa que decidimos que sería lo primero que haríamos al día siguiente, ya que sólo funciona a determinadas horas.






Nuestra intención era cenar en la Hofbräuhaus, una de las cervecerías más famosas del mundo. Un lugar espectacular, con una banda de músicos bávaros tocando y por dónde cada día pasan miles de personas para probar su cerveza y las especialidades de la cocina bávara. Después de cenar y tras disfrutar de un paseo nocturno por la ciudad, tocaba descansar para poder disfrutar de la última mañana antes de volver.





Como os decía, queríamos ver el famoso carrillón, y esa fue la primera parada. Es realmente bonito y merece la pena. Es una de las atracciones turísticas más famosas de Munich y esperando a que funcione puedes ver a miles de personas debajo del ayuntamiento.



Tras ver el carrillón, no quería dejar pasar la ocasión de conocer el Viktualienmarkt, un mercado enorme con cientos de puestos donde comprar fruta, quesos, flores, etc., degustar productos o beber cerveza en su biergarten. Realmente recomendable la visita. Aquí nos tomamos un rico bocata de leberkäse o pastel de carne, típico de esta región.







Antes de salir hacia el aeropuerto estuvimos paseando por la ciudad visitando la Dom, la Residenz o el antiguo palacio imperial, el antiguo ayuntamiento, Maximilianstrasse, etc. Antes de irnos pude entrar en Allois Dallmayr, una impresionante tienda gourmet y restaurante, en la que te apetece llevarte todo y que me apetecía mucho visitar.






Como veis, el viaje ha dado mucho de si, hemos visitado muchos sitios y ha sido uno de los mejores viajes que hemos hecho. Ahora toca volver a la rutina de los trabajos, el cole, etc., pero mientras, buscar nuevos destinos dónde viajar. Espero que os haya gustado y hayáis disfrutado con los dos post de nuestro viaje y os sirvan las recomendaciones para viajes futuros.