martes, 26 de diciembre de 2017

Comida de Navidad en la Tasquita.

Hola a todos! ¿Qué tal lo lleváis? Supongo que como todos, de preparativos para las fechas que se avecinan y con múltiples comidas y cenas de celebración. El fin de semana tuvimos comida de Navidad con amigos en un restaurante que tenía muchísimas ganas de conocer y deciros, que fue una comida estupenda y en un lugar que os recomiendo totalmente. La Tasquita de Enfrente es de esos lugares en los que se come de lujo, con platos elaborados con una gran materia prima y dónde cada plato te sorprende. Un referente dentro y fuera de la capital.


El restaurante está en pleno centro de Madrid, en una zona muy castiza,  la calle de la Ballesta. Es un local pequeño, con muy poquitas mesas y muy acogedor. La carta varía en función de la época del año y tiene un menú degustación bastante completo. Varios de sus platos, como la ensaladilla o los callos, aparecen siempre entre los mejor valorados del país y  alguno de los mejores chefs de España, hablan de este lugar como uno de los mejores lugares dónde han comido.




Normalmente no sirven mesas de más de seis personas, y como en esta ocasión éramos diez, nos prepararon un menú en el que pudimos probar un poquito de todo. Al final, ocho platos y un postre, a cada cuál más delicioso. Os voy contando todo lo que fuimos comiendo. 


Comenzamos con ensaladilla rusa, como os decía uno de los platos estrellas del lugar. Una ensaladilla tradicional a base de patata, zanahoria, huevo duro y bonito. No soy muy fan de la ensaladilla, pero estaba muy buena. 




Anguila ahumada sobre una lámina de pera, una combinación de sabores muy acertada y realmente sorprendente. Un bocado pequeño pero con un sabor intenso, la anguila de diez.



Espárragos a la plancha con velo de ibérico. Otra buena combinación, los espárragos sabrosos y crujientes.



Continuamos con otro plato delicioso, cardo rojo con leche de almendras y láminas de trufa, espectacular! Estaba buenísimo, un guiso muy fino, en su punto y el toque de la trufa, perfecto.




Calamar a la plancha y frito, el tronco del calamar con esta original forma a la plancha y las patitas del calamar fritas. Cuando el producto es bueno se nota y un plato sencillo se convierte en un manjar.




Merluza en caldo corto de verduras, acompañado con brotes de apio. Una excelente merluza con una gran textura y un sabor espectacular.






Para continuar un plato de Albóndigas con crema de cocido, de carne de cerdo y ternera acompañadas de unos daditos de patatas fritas. Estaban muy jugosas y la salsa muy rica.




Y para terminar uno de los platos estrellas del lugar, Callos Gaona. Nos sirvieron dos platos para compartir entre todos. Hacen honor a su fama, con un toque picante, son de los mejores que he probado nunca.





Estábamos llenos, pero no podíamos dejar de probar el postre, Tiramisú con pistachos. Parecía helado, pero al probarlo estaba supercremoso y delicioso. Muy pero que muy recomendable!




Todo ello acompañado de un vino de uva garnacha de Ávila, Hoyanko Viña Marisa del 2015, de la D.O Cebreros, muy rico y toda una sorpresa, la verdad.



Como veis una gran comida de Navidad. Un reencuentro con amigos siempre es una buena ocasión para disfrutar de una comida como esta en un lugar inmejorable. Espero que os haya gustado el post de hoy. Felices fiestas para todos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario