domingo, 1 de octubre de 2017

Cena en Chow Chow

Hola a todos!! Hoy os voy a contar nuestra cena en Chow Chow, uno de esos sitios que tenía muchísimas ganas de conocer y que el fin de semana pasado tuve oportunidad. Habíamos quedado con unos amigos y fue la ocasión perfecta para conocer este restaurante, que lleva unos meses abierto en la capital.



Chow Chow es un restaurante que fusiona la cocina japonesa con la cocina de países latinos como Perú o México, con platos de sabores y texturas sorprendentes. Ocupa el local dónde estaba Paper Moon en la calle Concha Espina. El local no es muy grande pero es acogedor en tonos negros y marrones, con un jardín en el techo y decorado con cuadros de guerreros en sus paredes. Tiene una barra de sushi, aunque no te puedes sentar en ella, como en otros restaurantes japoneses.




La carta es amplia y en está ocasión nos dejamos aconsejar por el personal, que atentamente nos explicó y recomendó diversos platos. Hay menús, pero decidimos pedir varios platos para  compartir entre todos y así probar más cosas. Tienen amplia carta de vinos, aunque justo el que íbamos a pedir, La Prohibición de D.O Bierzo, no la tenían ya que la van a quitar de la carta, una pena. Al final nos decidimos un por un Pago de Capellanes, muy bueno también. 

Nos sirvieron un apertivo, que creo que llevaba patata y un relleno de carne, aunque no recuerdo muy bien, que estaba muy rico.



Para empezar Ceviche de pescado del día con chipirón de anzuelo en tempura, leche de tigre, choclo y cebolleta. Creo recordar que era lubina el pescado del día.



Continuamos con unos Bao de manitas de cerdo cocinadas en soja, mayonesa de chipotle ahumado, hoja de roble y frijoles. Tenían buen tamaño, así que pedimos dos y los partimos a la mitad. Tenían un toque picante genial.



No podíamos dejar de pedir unos roll, estos eran Hot Shrimp killer, con langostino en tempura y Billonaire roll, de cangrejo real.



Este plato son Mini arepas de buey con salsa de rocoto, un bocado delicioso de cocina latina.



Para terminar, Wagyu al grill japonés con carbón de Binchotan. No traía demasiada cantidad, pero estaba muy bueno, tierno y con mucho sabor. Muy original la parrilla para poder cocinar tu propia carne.



No podíamos dejar de probar las tartas, así que pedimos cuatro diferentes para probarlas todas, una de crema de limón, otra de dulce de leche, de chocolate y tiramisú. Todas buenísimas!!!





Nos ha gustado a todos bastante, comida y sabores muy originales y un lugar muy agradable para una cena entre amigos. Espero que os guste la recomendación. Buena semana para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario