miércoles, 10 de septiembre de 2014

Escapada a Portugal.

Lo prometido es deuda y en el anterior post dejé pendiente contaros la escapada que hemos hecho este verano a Portugal. La idea era ir a Guimaraes y Oporto un par de días, pero al final acabamos bajando hasta Lisboa. Un viaje en familia que desde este post os voy a contar. Además al ir en coche he podido descubrir un montón de sitios que tengo pendientes para visitar en otra ocasión que vaya a Portugal, como la zona de la costa de Aveiro, Coimbra o la zona del Alto Duero, al norte del País.

Tenía muchas ganas de visitar Guimaraes, todo el mundo me había hablado maravillas de esta pequeña ciudad y de verdad que merece la pena visitarla. Su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad y darse un paseo por sus calles es una delicia. Además visitamos el Palacio de los Duques de Braganza y el castillo. Os recomiendo coger el teleférico que sube hasta el santuario de Penha, las vistas son espectaculares y se puede dar un paseo por el parque que hay alrededor. Nosotros comimos en la terraza de Hool, el restaurante del hotel da Oliveira, un restaurante muy acogedor y donde se come de lujo. Un auténtico descubrimiento!


 


Siguiente parada, Oporto! Había estado hace dos años y me había encantado, pero esta vez la he disfrutado de otra forma, sin prisas por ver todo y además he notado la ciudad muy cambiada, mucho más moderna y muy mejorada respecto al anterior viaje. Oporto es de esas ciudades imprescindibles y que hay que conocer, con sus impresionantes puentes, su famosa ribera, las bodegas de Gaia, sus numerosos monumentos,  sus tranvías, etc. Me encanta esta ciudad. Esta vez he montado en barco por el río, el paseo es muy agradable y merece la pena. Esta vez también hemos ido a Matosinhos, la zona de playa de Oporto y dónde podeis comer un pescado fresco impresionante y muy bien de precio en cualquiera de los múltiples restaurantes que hay en la zona del puerto. Os dejo fotos.









Como ya os he dicho al final decidimos coger el coche y bajarnos a Lisboa. Que os voy a contar de Lisboa, cada vez que voy me gusta más. Imprescindible dar un paseo por la Baixa, sus plazas, cenar en el Barrio Alto, subir al castillo, montar en tranvía, comer bacalao de mil y una formas, visitar Belem y los Jerónimos, estas son algunas de las múltiples cosas que hacer en esta ciudad.









Y como no, también tuvimos tiempo para probar los famosísimos pasteles de crema en la pastelería de Belem, buenísimos!!!



Espero que os haya gustado este mini resumen del viaje que hemos hecho. Cada vez me gusta más Portugal. Buena semana para todos!!

1 comentario:

  1. Que casualidad esta entrada, mi marido está en Guimaraes estos días por motivo de trabajo, unas fotos preciosas, Portugal está pendiente en nuestra agenda de viajes.

    ResponderEliminar