martes, 9 de agosto de 2011

Frixuelos.

En vacaciones siempre tendemos a pasarnos un poco con las comidas, comer más de lo que  habitualmente comemos y este año no esta siendo una excepción. Además de comer mucho pescado (qué es lo que más me apetece estando aquí en Asturias), me pierden los postres y eso que yo no soy muy de dulce.




El otro día me dieron a probar frixuelos y me explicaron como se hacen, así que en cuanto llegué a casa me puse a ello. Los que los han probado dicen que estaban muy buenos.

Los ingredientes que le eché fueron dos huevos, un vaso de harina, un vaso de azúcar y un vaso de leche. Todo bien batido con la batidora y a empezar a hacerlos en la sartén (importante que no pegue). Se echa una cucharadita de mantequilla, cuando esté derretida echaís un poco de masa y moveis la sartén para que se extienda. Cuando esté hecho por un lado, se le da la vuelta, que es lo más complicado, para que se haga por el otro lado. No tienen que quedar muy gruesos (de ahí lo de poca cantidad bien extendida).

Se van poniendo apilados en un plato y ya está. Se pueden acompañar de lo que querais, con azúcar, mermelada, nata, chocolate, etc., hasta rellenos con arroz con leche, como vi en una sidrería el otro día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario