lunes, 18 de abril de 2011

Comida en una posada.

El sábado, en nuestro paseo por el centro, acabamos en la Latina. Hacía bastante tiempo que no íbamos por la zona y en plena Cava Baja, encontramos este sitio, que nos llamó la atención, ya que lleva poquito tiempo abierto, la Posada del León de Oro.


Fachada del hotel.



El hotel está ubicado dónde antiguamente estaba la posada del mismo nombre, que databa del siglo XIX. Han reconstruido todo el edificio y la corrala que había dentro, respetando la distribución antigua. Es un hotel con encanto de cuatro estrellas y tiene una pinta estupenda, además de estar en un sitio inmejorable. Podeis echar un vistazo en su web: Posada del León de Oro  Ya vereis que chulo!


Pero de lo que os quiero hablar es del restaurante, ubicado en la parte baja del hotel. Se llama Enotaberna del León de Oro, y se come genial y a muy buen precio. En la entrada hay barra y mesas altas, dónde se puede tapear, tomar pinchos y degustar alguno de los más de 300 vinos que tienen. Luego dentro, tiene un comedor con el suelo de cristal, en el que se ven ruinas de una antigua muralla (que han encontrado en las obras de reconstrucción) además de botellas de vino que tienen distribuidas por el fondo. Muy original!!




Eramos cuatro y pedimos tres entrantes y luego un plato para cada uno y muy bien. De entrantes pedimos un Carpaccio de foie con sal ahumada, una ensalada de setas y langostinos con salmorejo y una parrillada de verduras con mozzarella. Todo ríquisimo.

Ensalada de setas y langostinos con salmorejo.

Carpaccio de foie.

Parrilla de verduras.

 Los platos, deliciosos, aunque acertamos los que pedimos pescado (la carne que pidieron era un entrecot de ternera de Ávila con patatas y pimientos). Original merluza con alioli de almendras al gratén y unos chipirones a la plancha con parmentier y pesto de rúcula, que estaban buenísimos.


Chipirones a la plancha con parmentier y pesto de rúcula.

Merluza con alioli de almendras al gratén.

Aunque lo que más me sorprendió fue uno de los postres, sopa de chocolate blanco con  helado de violetas (pregunté y me dijeron que lo hacían con los caremelitos de violetas). Si vais probadlo, porque es de lo mejor que he comido en mucho tiempo!! El otro, un fondant de chocolate con helado, también muy bueno, pero menos original.

Fondant con helado.
La sopa de chocolate blanco con helado.










Sin duda, un sitio que seguro  se pondrá de moda y que merece la pena conocer!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario